La norma ISO 14001: importante para el sistema de gestión ambiental

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La certificación en la norma ISO 14001 es hoy en día un requisito casi imprescindible para empresas, negocios u organizaciones que pretendan marcar una diferencia competitiva con otras empresas de su sector.

La concienciación social y la presión que la sociedad ejerce sobre las empresas han hecho que el cuidado y mantenimiento del medio ambiente se esté convirtiendo en un aspecto prioritario a considerar por las empresas. Desde la gestión de los recursos energéticos y medios materiales para la propia producción o el funcionamiento administrativo de la empresa hasta la correcta gestión de cualquier residuo generado debe ser evaluado, controlado y gestionado de forma adecuada.

Sistemas de gestión ambiental

La necesidad de implantar esta norma ISO 14001 en nuestro negocio viene marcada principalmente por cuatro puntos:

  • Es una exigencia de nuestros clientes o posibles socios.
  • Hace unos años podríamos decir que es una ventaja competitiva pero actualmente es un requisito prácticamente estandarizado y obligatorio en ciertos sectores.
  • Demuestra la concienciación de nuestra organización con el mantenimiento y cuidado del medio ambiente.
  • La legislación es cada vez más exigente en aspectos relacionados con la gestión de residuos.

La norma ISO 14001 de gestión ambiental comprende varios enfoques que pueden ser aplicados a distintos tipos de empresas u organizaciones:

  • Acción sobre la propia producción para mejorar su rendimiento y minimizar el impacto medioambiental.

En este sentido se hace un control sobre las mejoras que pueden realizarse en los productos fabricados para ser más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente: desde el diseño del producto; materiales de fabricación; control y evaluación del tipo de residuos, su volumen y su posterior gestión; la energía utilizada en la producción, etc.

  • Fabricación de productos para mejorar o reemplazar a otros con mayor impacto medioambiental.

En el caso de empresas tecnológicas que diseñan y fabrican nuevos productos para mejorar la eficiencia de otros existentes o reducir los impactos sobre el medio. Pongamos como ejemplo el de una empresa que está diseñando prototipos de sistemas capaces de captar el dióxido de carbono acumulado en la atmósfera.

  • Gestión medioambiental de cualquier proceso llevado a cabo en la empresa y que pueda ser susceptible de mejora.

Se evalúa, controla y gestiona cualquier aspecto productivo para incrementar su “eficiencia medioambiental”. Desde la gestión de la maquinaria o vehículos utilizados en la empresa y su eficiencia energética; pasando por impresoras; iluminarias; ventanas; etc.; hasta la gestión de residuos y materiales en el office para los descansos, son aspectos a considerar desde un enfoque medioambiental.

Contar con un sistema riguroso y certificado de una correcta gestión medioambiental de los recursos y los residuos generados en una actividad empresarial se ha convertido hoy en día en una exigencia casi obligatoria por parte de clientes y socios. Además, se ha demostrado que el control de la gestión de recursos puede suponer un importante ahorro en costes para la empresa.

Call Now Button