¡Horror! Se me ha estropeado el aire en plena ola de calor. ¿Qué hago?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La televisión anuncia olas de calor inusuales pero tú no te muestras preocupado porque tienes aire acondicionado y piensas estar todo el día fresquito tumbado en el sofá. Pero tu gozo en un pozo. Porque sin avisar,  el sistema se viene abajo y deja de funcionar en el momento menos oportuno. Son cosas que suelen ocurrir, como lo de que se acabe el gas en mitad de la ducha. Casualidades de la vida que te dejan sin armas para luchar contra adversidades como la canícula. Y lo peor es que en verano suele haber cola para recibir la visita del servicio técnico. Mientras que llega el salvador con la fórmula para que el climatizador vuelva a funcionar, te dejamos algunos consejos para poner en práctica, además de recordarte que un buen mantenimiento de tu aparato de aire acondicionado te evitará disgustos en plena ola de calor.

Aléjate y evita fuentes de calor innecesarias, apagando o alejando los equipos eléctricos cuando no los estés utilizando y desconectando las luces innecesarias. No queremos mas calor que la que ya proviene del exterior, y cualquier electrodoméstico produce grados que se acumulan en casa. Si por la mañana el ambiente de la calle es fresco, abre las ventanas y las persianas para que salga el calor, y luego, cuando salga el sol y comience a calentar, ve cerrando todo para evitar que ese ascenso entre en casa. Si tienes toldo, despliégalo para conseguir que los rayos no incidan de manera directa en la vivienda, terraza o patio y la temperatura se mantenga a raya.

Opciones caseras

 

Un ventilador, hielo y sal  pueden sustituir momentáneamente el aire acondicionado. Si colocamos un cuenco de metal con hielo y sal delante de un ventilador, la sal hará que el agua helada quede por debajo del punto de congelación y el frescor se extienda en las inmediaciones. Abre las ventanas por las que habitualmente sale al aire y entorna aquellas por las que entra, generando así corrientes naturales que refrescarán tu casa. Elige bien los tejidos de la ropa que usas en casa, que deben ser leves y de colores claros. Y no olvides tener reserva de abanicos, que nunca están de mas para las emergencias.

Call Now Button