Baena Solar, Calle Cancionero, 16, Nave 8 14850 Baena Córdoba - Tel. 957 690 533 Email: info@baenasolar.es

Tel. 957 690 533

Email: info@baenasolar.es

logo baena solar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

EL Blog de Baena Solar

¿Qué son los pellets y como se fabrican?

Qué son los pellets y como se fabrican

Los pellets son el combustible utilizado en calderas y estufas de biomasa.

Consisten en unos pequeños cilindros de material vegetal triturado y prensado (virutas, restos vegetales de poda, desbroce, subproductos, etc.). Como hemos dicho son de pequeñas dimensiones (entre 1 y 4 cm de longitud), pero el hecho de estar prensados hacen que tengan una densidad alta de biomasa comparado al material vegetal sin prensar. Esta característica será importante en cuanto a su capacidad calorífica.

¿Son todos los pellets iguales?

No, existen importantes diferencias principalmente debidas al origen del material vegetal con el que se fabrican y a su densidad (que dependerá del nivel de prensado). Es importante utilizar pellets de origen certificado que nos garanticen el origen y el proceso de fabricación.

¿Cómo se fabrican los pellets?

El proceso de fabricación de los pellets consta de los siguientes pasos:

  1. Selección y clasificación de la materia prima (material vegetal).

El origen vegetal de los pellet es muy variado y de sus características dependerá el poder calorífico del pellets. Algunos orígenes son: ramas y restos de poda: vides, pino, olivo; corteza de árboles; subproductos de industria como huesos de aceituna o cáscaras de frutos secos, etc.

  1. Cortar y triturar el material hasta virutas o serrín.

A continuación y mediante distinta maquinarias se va reduciendo el tamaño en diferentes etapas hasta el triturado.

  1. Secado.

Eliminar cualquier resto de humedad es fundamental para la calidad final del producto.

  1. Prensado.

Los pellets también se fabrican con mezclas de distintos orígenes. Por lo que antes de este paso se realizarán las mezclas. Al igual que el caso del secado, el prensado es primordial en la calidad de un pellet. El presado se realiza en condiciones de elevada presión y temperatura. Cuanto más compacto el pellet, mayor densidad de biomasa.

  1. Control de calidad y clasificación.

Se comprueba el tamaño homogéneo, el nivel de compactación, presencia de humedad, poder calorífico, etc. Es aconsejable comprar pellets con certificado de origen y calidad.

  1. Envasado y almacenamiento para su venta y distribución.

¿Dónde utilizamos los pellets?

Los pellets sólo deben utilizarse en calderas y estufas específicas para usar biomasa como combustible. Se pueden usar para calefacción en viviendas y casas, para calderas de agua caliente, calderas de vapor y, cada vez más se está utilizando como biocombustible a nivel industrial.

Los pellets son un combustible cada vez más demandado en sistemas de calefacción por sus importantes ventajas frente a combustibles fósiles. La calidad o características de un pellet dependen de su poder calorífico y esto dependerá del tipo de materia vegetal con que se fabrica, del proceso de fabricación (secado y prensado) y del tamaño.

¿Puedo ponerme placas fotovoltaicas en casa?

Puedo ponerme placas fotovoltaicas en casa

La publicación del Real Decreto 900/2015 que regula las condiciones para el suministro y producción de energía eléctrica con autoconsumo y en la se impone el denominado “impuesto al Sol”, además de la multitud de informaciones que han ido apareciendo al respecto en prensa, han hecho que muchos consumidores se planteen, y con razón, si realmente es posible la instalación de placas solares en casa para nuestro propio consumo. Realmente la cuestión no es sólo si es posible, sino si realmente nos resultaría rentable la inversión y el mantenimiento del sistema.

La principal pega que se presenta es que si eres productor de energía eléctrica a través de tus placas solares puede que tengas que pagar por la energía que produces, además de otra serie de costes y peajes por estar utilizando la red general de suministro. Sin embargo, para determinadas categorías de consumidores de baja tensión y con potencia máxima de consumo o generación no superior a 10 kW la ley establece reducciones de peajes, cargos y costes. Es decir, estos consumidores están exentos del impuesto al Sol. Por lo tanto, sí, podemos instalar placas fotovoltaicas en nuestra vivienda y además nos puede suponer un buen ahorro en gasto energético.

¿En qué casos es aconsejable la instalación de paneles solares?

  • Cuando vamos a realizar un autoconsumo aislado.

Si nuestra vivienda no tiene acceso a una red general de suministro eléctrico la utilización de placas solares fotovoltaicas es la mejor opción para disponer de energía en nuestra vivienda o explotación. Con la instalación de placas fotovoltaicas podremos obtener agua caliente, calefacción y energía eléctrica. En esto tipo de instalaciones debemos contar con baterías para almacenar la energía eléctrica producida para ser utilizada cuando no haya luz solar. Estas baterías son el elemento que más pueden encarecer una instalación de placas solares para autoconsumo aislado.

  • Cuando vamos a realizar un autoconsumo en red o conectado a red.

En esta modalidad producimos energía eléctrica a través de los paneles solares instalados en nuestra vivienda (además de conseguir agua caliente y calefacción) pero seguimos conectados a la red general de suministro eléctrico. Mientras haya luz solar consumiremos la energía producida en nuestras placas, sin embargo, cuando no haya sol tiraremos del suministro de la red general. Igualmente utilizaremos nuestra conexión para abastecer a la red general la energía producida en las placas fotovoltaicas y que no consumamos en nuestra vivienda. La ventaja de este sistema es que no son necesarias baterías para almacenar el exceso de energía producida para ser utilizada en las horas del día sin radiación solar o de baja insolación. Como hemos indicado, para que sea rentable, el consumo y producción no debe de exceder los 10 kW.

¿Con las placas solares podré abastecer mis necesidades?

De promedio se estima que una vivienda familiar media tendría cubiertas sus necesidades con una instalación de entre 1,5 kWh y 2,5 kWh, por lo que no estamos dentro de los límites exentos de pagar el peaje de respaldo (“impuesto al Sol”).

Actualmente la instalación de placas fotovoltaicas en nuestra vivienda para autoconsumo es posible y además resulta una inversión rentable. Especialmente en la modalidad de autoconsumo conectado a red y siempre que nuestra instalación produzca menos de 10 kW de potencia, que está bastante por encima de las necesidades de una vivienda unifamiliar media.

Página 1 de 39

Gestionamos su subvencionFinanciamos su proyectoLe asesoramos, llamenosContamos con servicio tecnico

Encuentra en Reparbar la mas amplia variedad en aparatos surtidores.