Baena Solar, Calle Cancionero, 16, Nave 8 14850 Baena Córdoba - Tel. 957 690 533 Email: info@baenasolar.es

Tel. 957 690 533

Email: info@baenasolar.es

logo baena solar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

EL Blog de Baena Solar

¿Cómo se produce la energía solar fotovoltaica?

Cómo se produce la energía solar fotovoltaicaHoy en día las energías más usadas son las energías no renovables, es decir, aquellas que se consiguen gracias a los recursos del planeta. Los recursos fósiles como el carbón, el gas natural o el petróleo son las principales fuentes de energía que usa el ser humano. Sin embargo, existen otro tipo de energías que cada vez están ganando más terreno, una de ellas es la energía fotovoltaica. Hoy vamos a explicarte cómo se produce este tipo de energía y cómo beneficia al planeta y al medio ambiente ¡Atento!

¿Qué es la energía fotovoltaica?

La energía fotovoltaica es aquella que aprovecha la radiación de los rayos del sol para producir energía eléctrica. Es una energía renovable limpia, que se consigue a través de una fuente de energía inagotable, como es el sol.

¿Cómo se produce la energía fotovoltaica?

La energía solar fotovoltaica se basa en el principio de que la energía contenida en las partículas de luz (los fotones) puede ser convertida en electricidad. Esto se logra a través del denominado proceso de conversión fotovoltaica. La conversión directa de energía solar en electricidad se realiza a través de un material semiconductor (silicio, por ejemplo). No requiere partes móviles, combustible ni ruido. El elemento básico es la célula fotovoltaica: expuesta a la luz, absorbe la energía de los fotones de luz. Estos ponen en movimiento electrones que son atrapados por un campo eléctrico interno. Los electrones recogidos en la superficie de la celda generan una corriente eléctrica continua.

Aun conociendo todas sus ventajas y siendo una energía que cuida el medio ambiente, su implantación aún es lenta. Queda camino por recorrer para terminar de usar los recursos fósiles y empezar a utilizar las energías renovables. Mientras el planeta, está sufriendo gracias a los intereses económicos de muchos.

Cómo calentar una vivienda con energía solar térmica

Cómo calentar una vivienda con energía solar térmicaUno de los principales gastos del hogar durante toda la temporada de frío proviene del consumo en calefacción, principalmente en electricidad si utilizamos caldera eléctrica; pero también por el consumo de combustible en calderas de gas butano, gasoil, propano, o biomasa (calderas de pelets). Sin embargo, aprovechando la excelente situación geográfica en la que vivimos, podemos hacer uso de la energía solar para calentar nuestro hogar en invierno.

La utilización de la energía solar térmica de una casa nos puede aportar agua caliente y calefacción casi a coste cero de consumo. Pero, ¿en qué consiste y cómo podemos instalarla?

La energía solar se puede utilizar en una vivienda de dos formas: para producir energía eléctrica mediante la utilización de placas fotovoltaicas; o bien para la climatización (agua caliente sanitaria y calefacción) con el uso de paneles solares térmicos para colectar el calor procedente del sol.

Energía solar térmica para uso en viviendas

El sistema completo de energía solar térmica para pequeñas instalaciones consiste en:

  1. Los colectores solares: paneles solares térmicos para la captación del calor.
  2. El tanque de almacenamiento o acumulador de agua.
  3. El sistema de tuberías para distribución del calor (suelo radiante) o el agua caliente si se trata de una nueva instalación.
  4. Sistema de válvulas y bombas para la distribución del agua (en instalaciones que lo requieran).

Si queremos utilizar energía solar térmica para agua caliente y calefacción, ¿Qué aspectos debemos tener en cuenta?

  1. El espacio que necesitan así como la localización de los elementos de la instalación, principalmente los paneles solares y el acumulador.
  2. El tipo de paneles solares térmicos (paneles de tubos de vacío o paneles solares planos) y las dimensiones (número de placas solares) que necesitamos para cubrir nuestras necesidades.
  3. Para valorar las necesidades indicadas en el punto anterior debemos estudiar las características de nuestra vivienda. No será igual una vivienda de dos personas que una familia de cinco miembros; ni lo mismo cubrir 85 m2 de calefacción que 130 m2. La orientación y el aislamiento (eficiencia energética) de nuestra casa también tendremos que tenerla en cuenta.
  4. También tenemos que valorar si nuestra pretensión es cubrir el 100% de nuestras necesidades de agua caliente y calefacción o tendremos que contar también con fuentes auxiliares, por ejemplo calderas eléctricas o de combustión (gasoil, biomasa, etc.), que suele ser lo habitual. Esta decisión la valoraremos en función de la cantidad de radiación solar en nuestra vivienda, así como el coste de tener que instalar un sistema sobredimensionado para compensar los días sin suficiente radiación solar.

Cada día somos más las personas preocupadas por la conservación del medioambiente y la importancia de hacer un consumo responsable de los recursos. Existen opciones para la calefacción del hogar basadas en la utilización de energías renovables, como la energía solar térmica, que tras una primera inversión que será fácilmente amortizable por la reducción de otros consumos, nos permitirá disfrutar del máximo confort en calefacción y agua caliente en nuestro hogar de una forma sostenible.

Página 1 de 41

Gestionamos su subvencionFinanciamos su proyectoLe asesoramos, llamenosContamos con servicio tecnico

Encuentra en Reparbar la mas amplia variedad en aparatos surtidores.